domingo, 16 de noviembre de 2008

Noticia periodística sobre la Bulimia y Anorexia nerviosa

Dos alumnas de quinto año de la modalidad Comunicación Arte y Diseño del colegio "Dra. Sara Faisal", realizaron una investigación. Su fin fue conocer las causas y consecuencias de la bulimia y la anorexia nerviosa.

La bulimia y la anorexia, son las enfermedades de trastornos alimenticios más conocidas aunque, existen otras alteraciones menos comunes. A causa de esto, dos alumnas de quinto año de la modalidad Comunicación Arte y Diseño del colegio "Dra. Sara Faisal" realizaron un estudio en profundidad de éstas patologías. Tuvieron como objetivo principal entrevistar a un especialista (Licenciado en psicología Federico Peduli) quién pudo explicar con facilidad las conductas más típicas de los pacientes, la influencia de sus respectivas familias, los hechos desencadenantes que pueden producirlas, los daños reversibles o irreversibles que causan, entre otras. Afirmó también que más del 90% de los pacientes son jóvenes y adolescentes, lo que puede significar un mayor riego aún para sus vidas.
Teniendo como objeto conocer la experiencia directa de una anorexica recuperada, Lara Dip y Micaela González Cavana (productoras de la investigación) se contactaron con una jóven que padeció la enferemedad. Gracias a esta entrevista, pudieron comprobar lo indagado anteriormente teniendo en cuenta la veracidad de la información.
Como conclusión obtuvieron que, como primera medida, generalemente no existe una causa que las provoque, sino que son una suma de hechos desencadenantes tales como disconformidad con sus apariencias estéticas, debilidad emocional, crisis familiares, entre otras. En segundo lugar, estos trastornos alimenticios tienen muchas otras consecuencias que no tienen que ver sólo con los cambios físicos sino con los psicológicos. Es por este motivo, que para llegar a recuperarse se deben someter bajo largos tratamientos y tener principalmente el apoyo de su entorno.

Para aprender un poco más sobre la Bulimia y la Anorexia


A continuación, se han desarrollado las definiciones de las enfermedades y algunos de sus comportamientos más frecuentes.

La Bulimia y la Anorexia son enfermedades que tienen en común un desorden alimenticio. Quienes padecen un cuadro de anorexia nerviosa restringen su alimentación y tratan de controlar sus impulsos, se imponen dietas de muy bajas calorías restrictas que mantienen, aun hasta enfermarse y morir, con un común denominador claro y preciso: la búsqueda desenfrenada de la delgadez o pérdida de peso como un medio para lograr el éxito y así también la aceptación sexual.
Pero en cambio quienes padecen bulimia nerviosa tratan de imponerse dietas que en determinado momento no pueden mantener, tienen conductas impulsivas que se expresan no solo a través de atracones y de comportamientos compensatorios sino también, mediante otras que pueden ser riesgosas para la vida.
A pesar de ser los más frecuentes, la anorexia y bulimia nerviosa no son los únicos trastornos de alimentación, existen otras alteraciones menos comunes. Más del 90% de las personas que padecen estas enfermedades son jóvenes y adolescentes. Son trastornos que van acompañados de alteraciones en las conductas y pueden significar un gran riesgo para la vida.
Generalmente, los pacientes, tienen miedo intenso al aumento de peso o a ponerse obesos, aunque estén muy por debajo de lo normal. Es por esto, se pueden observar fácilmente alteraciones en el tamaño o forma del cuerpo, por lo cual existe una gran influencia en lo que respecta a la imagen corporal sobre la autovaloración y la negación de la gravedad del bajo peso actual.
Es normal observar en quienes padecen anorexia nerviosa la aparición de la amenorrea (interrupción de la menstruación), o la pérdida progresiva de la concentración.
Sus conductas más típicas refieren a dietas muy severas en las que comen extremadamente poco evitando alimentos considerados por ellos “prohibidos”. Suelen desmenuzarlos en porciones pequeñas las cuales saborean muy lentamente para ingerir una escasa cantidad en el mismo lapso de tiempo designado a la comida. Además es muy común el abuso de edulcorante.
También pueden ingerir compulsivamente comida (atracones) provocando luego el vómito con el uso de diuréticos y/o laxantes que eliminan lo ingerido. A esto, se le llama anorexia nerviosa de tipo “bulímico” o “bulimarexia”.
Muchas veces, llegan a puntos de autismo ya que, evitan concurrir a reuniones sociales en las que se ven obligados a comer y de esta forma, se aíslan lentamente recurriendo a excusas que sueles ser ridículas. Así, evitan también la exposición de su cuerpo el cual lo esconden bajo ropa muy holgada usando colores oscuros los que los hacen parecen mas delgados. Prácticamente se evaden los trajes de baño.
Es muy típico que los pacientes tengan una balanza propia y exacta en la cual se pesan varias veces al día desnudos y contemplan su cuerpo frete al espejo, vidrio o cualquier superficie que refleje su imagen, lo que se llama “análisis exhaustivo de las formas corporales”.
Una dieta aparentemente inocente o sencilla puede hacer ingresar a personas predispuestas, en la peligrosa pendiente de la enfermedad. Cuanto más pasa el tiempo cuesta más abstenerse y hay mayor probabilidad de que queden secuelas irreversibles.
Hay que considerar que el actual modelo de cuerpo ideal, el estereotipo, es inaccesible e inalcanzable para la gran mayoría de las mujeres y es incompatible con una buena salud. Es por eso que normalmente encontramos más casos de ellas, que de hombres, pero ambos corren los mismos riesgos.

Consejos de prevención


Éstos son algunos consejos para prevenir éstas enfermedades.

* Los adolescentes deben auto convencerse de que estas enfermedades no tienen solución.
* En el colegio se les debe enseñar a los estudiantes que existen distintos tipos de cuerpos y pesos. Además, informar sobre el papel importante que tiene la grasa y que forma parte del sistema que nos mantiene vivos.
* Deben aceptarse como son, con sus defectos y virtudes. Seguir a los estereotipos sociales pueden llevarte a un sitio sin retorno y no debes seguir el perfeccionamiento absurdo.
* La familia y todo su entorno debe estar atento a los que puedan llegar a ser indicios de una Bulimia o una Anorexia nerviosa, como por ejemplo, continuas oscilaciones en el peso, negación ante la comida o ingesta de éstas a solas, entre otras.
* Deben realizar actividad física moderada, comer sanamente y dormir las horas necesarias por día. Llevar una vida saludable es sumamente importante.
* Los alimentos no se deben medir por su valor calórico, sino por su valor nutricional.

Entrevista a una anorexica recuperada


Ésta, es la entrevista realizada a la anoréxica recuperada. Se pueden notar claramente las características de la enfermedad, su influencia tanto física como psíquica y sus causas y consecuencias.


1. ¿Cómo sentís que comenzó la enfermedad?
Y, fue progresivo, arrancó en la adolescencia con una disconformidad con la imagen con el cuerpo, pero recién en la universidad, al yo tener la posibilidad de poder estar muchas horas afuera de mi casa, ahí pude controlar la no ingesta de alimentos. Evitar desde las 8.00 a.m. de la mañana hasta las 6.00 p.m. en la facultad, yo estudié en el pozo ósea que me quedaba. Ahí yo pude manejar la no ingesta de alimentos. A partir de ese momento comienzo a hacer una reducción de peso y cuando hago la reducción más marcada es en el último año de la facultad. Llegué a pesar 38 kilos.

2. ¿Sentís que tuvo influencia todo tu entorno, tu familia, tus amigos?
No, en el caso de mi familia no, porque no fui criada en una familia donde la dieta, ni el cuerpo, ni la actividad física fueran predominantes como para decir que me marcaron o que tenía que tener un cuerpo así. Creo que lo mío pasó por una cuestión de control. Yo me empecé a dar cuenta que había cosas que se me iban de control y como que lo único que yo podía controlar era el peso. Fue como un cambio cuando vos te vas pasando de adolescente a adulto, sentís que las cosas se te van de control. Por ejemplo rendir mal en la Facultad, relaciones personales o afectivas malas y es como que en un momento yo me di cuenta que lo único que podía controlar era el peso y obviamente hay toda una presión mediática y de entorno de que cual es el mínimo de peso, el 40 y pico el 40 y algo es como que te marca que sos delgada y yo frente a diferentes fracasos en la universidad, rendir mal era como bueno, a lo mejor estando flaca como que lograbas cierto éxito, que la gente te reconociera. Es como bastante complejo lo que se te hace en el cerebro, pero lo empezas a pensar por esa manera, como el hecho de estar delgada te asegura el éxito en rendir bien una materia.

3. ¿Cómo hiciste con tus estudios? ¿Se te complicó?
No, yo hice anorexia. La personalidad anoréxica tiene la particularidad de que sos muy obsesiva, muy perfeccionista y sacas energías, ósea yo pude hacer la carrera con un peso bajísimo. Los últimos dos años con un peso muy bajo y no se de donde saque energía y realmente lo pude hacer. No se me complicó en ese sentido. Sí se me complicó cuando yo empiezo el tratamiento que a mi me dan la opción de internarme en una institución permanente o hacerlo ambulatorio. Bueno yo me había recibido cuando empiezo el tratamiento y decidí hacerlo ambulatorio, porque era como una forma de buscar trabajo, de otra manera era como que iba a perder un año y bueno evidentemente con un año no te alcanza perdés mucho mas años. Pero a lo mejor supongo que en una escuela secundaria o cuando sos mas chica si se te repercute.

4. ¿Fue tuya la decisión de empezar el tratamiento?
No, nunca es tuya. En muy raras ocasiones, yo en un momento llegué a 42 kilos que ya no me podía levantar de la cama me dolía todo el cuerpo, ósea físicamente me sentía muy mal. Ahí fue que mi médico me dice: “mira o vos empezas un tratamiento o yo te interno en el sanatorio Santa Fe porque te vas a morir, o sea por debajo de los 45.5 kg. ya estás en riesgo biológico extremo, estas pesando 42 kg yo no me voy a arriesgar. Si vos mañana no vas a ver a esta persona que yo se que trabaja con trastornos en alimentación, yo te interno”. Y bueno fue eso como presionada, mi familia también se enteró y es como que bueno, arrancas por eso, pero no, en realidad en ningún momento la decisión es tuya. Porque aparte el tratamiento de la anorexia es muy duro, porque vos tenés que comer y la anoréxica no come, entonces no podes empezar ningún tipo de tratamiento si no comes.

5. ¿Que pensás frente a los estereotipos de la sociedad hoy en día?
Es terrible, mira en este momento yo ahora que trabajo con adolescentes, lo veo como muy cercano al tema de que esta muy marcado, hace años yo no lo notaba. El tema de la discriminación, la agresión a la no figura de la nena lánguida, flaquita tipo, europea, creo que no hay un conocimiento cultural y anatómico de la raza latina y creo que esta muy vendida esa imagen de la flaca con la cara larga, con piernas flaquitas y brazos chiquitos. Creo que esa es una imagen que se esta vendiendo demasiado y pega mucho, y pega en otras cosas, como por ejemplo, yo noto en los chicos mucha agresión de que si no sos flaquita o palito sos un gorda. O sea, yo lo que estoy viendo es que no existe el parámetro de normalidad, no se sabe que es una figura normal, es como que sos hiper flaca o sos re gorda, pero no hay un punto medio. Eso me parece que se perdió. Y yo lo que estoy notando también, es que esta mucho la presión en la familia de que viste las chicas hagan deportes, gasten gasten y quemen calorías.
También me he enterado de ciertos lugares donde los mismos profesores o gente, que hincha los cocos con el tema del cuerpo en criaturas muy chicas. Hay nenas de 10, 11 años que ya se están preocupando por el tema de que si son flacas o gordas, que a esa edad se supone que o sea te empezas a preocupar a los 16, 17 ponele. Porque sabemos que la mujer llega a una edad que tiene su cuerpo formado no es como el varón que crece hasta los 25 años. La mujer si a los 17, 18 años creció 1.50 m. y… va a crecer 1.21 m. pero no va a crecer 1.60 entonces ponele a esa edad seria mas lógico, pero no tan chica. Después bueno, yo acá en la escuela he notado el tema de hacer consultas con nutricionistas, tengo nenas que van y no están obesas como para ir a un nutricionista, no se que les dirá éste.

6. ¿Y cambios de humor también tuviste?
Sí, ni hablar, era inconvivible. A ver… estás hecha una loca, sos una perra, pero porque estas muerta de hambre. Lo que pasa es que en el mecanismo este, vos no sentís hambre porque anulas tanto la sensación de hambre que parte del tratamiento es que vos llegues a identificar momentos en los que vos digas, bueno tenes hambres.
Nunca tenes hambre, eso no existe, siempre en algún momento tenes ganas de comer.
Y después sí los cambios, te pones muy agresiva, mala. Pasas de estados de ánimos de estar muy triste a estar de un humor, pero realmente queres lastimar a alguien, o sea agresiva. Y si no lo podes descargar, yo he conocido chicas que se han auto agredido, porque es como que necesitas descargar esa bronca, esa furia, o lo descargas con el otro, o si no con vos mismo.


7. ¿Vos ibas a psicólogo?
Yo hice un tratamiento que era integral. Psicólogo, nutricionista y psiquiatra, porque yo tuve que tomar un ansiolítico y una medicación que ayudaba al cerebro como a enfocarte, al pasar tantos años empezas a tener secuelas orgánicas y entre todas las que yo tuve, una fue como que el cerebro dejo de producir una sustancia que te controla los cambios de humor.

8. ¿Cuánto duró tu enfermedad?
Mira yo te diría, de que la enfermedad no se cura. Yo en este momento, estoy recuperada. Pero siempre tenes que estar atenta ante cualquier situación, ésta enfermedad es muy engañosa. Es como que no te vas dando cuenta y vas entrando. Aparte hay conductas que las aprendes durante la enfermedad, que es muy difícil despegártelas. Ejemplos, las porciones de comida que es mucho o poco, cuestiones con el espejo, las secuelas son mas graves y menos graves. Yo por ejemplo no recupere el esquema corporal, hay chicas que son anoréxicas que si lo recuperan, yo no, o sea para mi la imagen que me da es espejo no es así, yo me veo distinta. Y tuve que aprender a tener otros parámetros.


Bulimia y Anorexia - Desorden Alimenticio

"Que la imagen no te consuma"

video